Bienestar

Cinco consejos de los expertos de Harvard para incluir frutas y verduras en tu dieta

Desde la entidad entregaron algunas pautas para ayudar a quienes quieran mejorar sus hábitos alimenticios para cuidar su salud.

Frutas y verduras. Los expertos de Harvard entregaron varios consejos para mejorar nuestra alimentación progresivamente.

Empezar a mejorar nuestra alimentación no siempre es fácil, ya que conlleva realizar una serie de cambios tanto en nuestro estilo de vida como en nuestros hábitos.

A sabiendas de ello, los expertos en nutrición de la prestigiosa Universidad de Harvard idearon un listado con algunos útiles consejos para incorporar las frutas y las verduras en nuestra dieta habitual.

Descubre los secretos para iniciar una alimentación más saludable según los expertos de la entidad.

Seis consejos que entregan los expertos de Harvard para incluir frutas y verduras en la dieta

1. Conoce tus necesidades

Para empezar a incorporar las frutas y las verduras a nuestra alimentación diaria, es importante primero saber qué cantidad debemos consumir al día. En promedio, un adulto debería comer cerca de dos tazas de fruta y dos tazas y media de vegetales todos los días.

De hecho, según los expertos de Harvard apuntan a que una de las claves de la longevidad es consumir dos porciones de frutas y tres porciones de verduras regularmente.

2. Fija una meta

Los inicios siempre son complicados, y si te apresuras lo más probable es que te sientas presionado y decidas abandonar tus empeños por comer más saludable.

La recomendación desde la entidad es empezar a consumir más frutas y vegetales de forma gradual, en pequeñas cantidades y con alimentos que ya conozcas, para ir aumentando y descubriendo desde ahí.

3. Haz trampa

Muchas personas no se alimentan de la mejor manera porque no disfrutan particularmente del sabor de las verduras o las frutas, lo que a la larga puede acarrear distintos problemas de salud.

Para quienes tengan este problema, el llamado de los expertos de Harvard es a autoengañarse y hacer trampa: poner vegetales molidos en las comidas o comer cremas de verduras por ejemplo son formas fáciles de incorporarlos en nuestra dieta sin percibir inmediatamente su sabor natural.

4. Jugos y batidos

Al igual que en el consejo anterior, la clave es comenzar de una forma que sea sencilla, y los batidos o jugos naturales son un excelente punto de inicio, ya sea mezclando solo frutas que ya sepas que te gustan o bien intercalando sabores que ya conozcas con otros nuevos que te permitan expandir tus preferencias.

5. Prueba los dips

Un snack rico y saludable son los bastones de verduras con dips de distintos sabores para untar. Puede ser de yogurt, hummus, o alguna salsa de tu preferencia personal que haga más fácil que comiences a incorporar las verduras a tu dieta.

Mientras que en el caso de las frutas puedes probar picándola o poniéndolas en brochetas que acompañes con mantequilla de maní, chocolate derretido, pasta de avellanas, o mermelada, siempre teniendo cuidado con las cantidades para que no sea contraproducente.

Tags