Enfrentamiento en Carahue

Carabineros implicados declararon que dispararon al comunero Pablo Marchant cuando éste les apuntó con su arma

Los efectivos se presentaron voluntariamente a declarar ante la fiscalía, y señalaron que el hecho se produjo cuando llegaban a relevar a sus compañeros para resguardar el fundo que custodian, por lo que no alcanzaron a equiparse con sus cámaras portátiles.
domingo, 11 de julio de 2021 · 11:45

La investigación por la muerte del comunero Pablo Marchant Gutiérrez, abatido por Carabineros el pasado viernes en Carahue, sumó como nuevo antecedente la declaración de los efectivos policiales que le dispararon durante la acción de sabotaje que realizaba el grupo encapuchado que la víctima integraba.

Según informó Ciper, los dos efectivos policiales vinculados al deceso del miembro de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), se presentaron voluntariamente a declarar ante la fiscalía para colaborar con la indagatoria.

Durante la entrega de su testimonio, los uniformados pertenecientes a las fuerzas de Control del Orden Público (COP), relataron cómo se sucedieron los hechos que terminaron con la vida del hombre de 29 años en la región de La Araucanía.

La versión de Carabineros por muerte de Pablo Marchant

Según indicaron, la situación se produjo cuando ellos llegaban a relevar a sus compañeros que resguardaban el predio de la Forestal Mininco, momento en que la acción del grupo que integraba Marchant se estaba realizando, por lo que no tuvieron tiempo de equiparse con sus implementos que incluyen las cámaras portátiles que van adosadas a sus cascos.

Fue en ese momento, aseguraron, en que entre matorrales apareció repentinamente un encapuchado que tenía un fusil M16 en sus manos y los apuntó, por lo que al verse amenazados, el carabinero que venía más atrás le disparó a corta distancia, hiriéndolo de muerte en la cabeza.

A diferencia de los dos policías que inicialmente se enfrentaron con los comuneros del Órgano de Resistencia Territorial (ORT) de la CAM al interior de la faena forestal custodiada, no habría registro audiovisual de las circunstancias en que se produjo el fallecimiento del joven.

Junto con confirmar la identidad del comunero, la Fiscalía tomó nota de los peritajes iniciales que indican que el fusil M16, calibre 5.56, que quedó tirado junto al cuerpo de Pablo Marchant Gutiérrez, contaba con munición y estaba con “bala pasada”, listo para ser usado.

El medio de investigación periodística informó también que diversas fuentes que participan en la investigación o han tenido acceso a ella, dijeron que en esta ocasión habrían “varios testigos” que confirman que hubo un violento enfrentamiento, a diferencia de lo ocurrido en el caso de Camilo Catrillanca en 2018, cuando los policías involucrados afirmaron que habían sido atacados, revelándose más tarde que era falso.

Además del comunero caído en Carahue, hay otra víctima de este hecho que fue herida gravemente y está en riesgo vital. Se trata Ceferino González, trabajador de la forestal que estaba terminando su turno laboral al momento de la acción, quien recibió un impacto en el tórax y se encuentra conectado a ventilación mecánica, según el último parte médico del Hospital Regional de Temuco.

Te podría interesar: