Tendencias

¿Cómo mantener el calor de la estufa en tu hogar?

Este problema tan común en nuestra casa puede solucionarse reforzando ciertas áreas. Descubre cuáles son las recomendaciones a continuación.

Mantener el calor en el hogar. Así puede aislar tu casa del frío de este invierno. (Canva)

El invierno se caracteriza por días heladas y noches congeladas que desafían nuestros esfuerzos por mantener el calor dentro de nuestros hogares. Aunque disponemos de estufas y sistemas de calefacción, el frío puede infiltrarse de diversas maneras, desde las ventanas mal selladas hasta los suelos fríos que absorben el calor.

Esta situación no solo afecta nuestro confort, sino también nuestro presupuesto, ya que un uso excesivo de la calefacción puede disparar las facturas de energía. Ante este escenario, es importante tener estrategias adicionales y prácticas para conservar el calor de manera efectiva, para contar con un ambiente cálido y acogedor en casa durante toda la temporada invernal.

Revisa las recomendaciones para solucionar este problema invernal.
Revisa las recomendaciones para solucionar este problema invernal.

Así puedes mantener el calor en tu hogar

Las personas que tengan este problema en su casa, pueden descubrir consejos a continuación:

RecomendaciónDescripción
Utiliza cortinas gruesas y térmicasLas cortinas de tejidos gruesos como el terciopelo o el lino actúan como aislantes naturales, bloqueando la pérdida de calor a través de las ventanas y manteniendo las habitaciones más cálidas. Aprovecha la luz solar abriendo las cortinas durante el día y ciérralas por la noche para conservar el calor acumulado.
Elimina corrientes de aire con bloqueadores de puertasInstala bloqueadores de corrientes en las puertas para evitar que el aire frío entre y el calor escape. Puedes hacerlos tú mismo con tubos de espuma o calcetines viejos, creando una barrera eficaz que ayuda a mantener las habitaciones más cálidas.
Coloca alfombras en los suelosLas alfombras ayudan a aislar los suelos fríos y reducen la pérdida de calor a través de ellos. Opta por alfombras gruesas de lana o pelo largo para maximizar el efecto aislante, especialmente en habitaciones con suelos de baldosa o madera.
Revisa y mejora el aislamiento de ventanas y puertasAsegúrate de que las juntas y los marcos de las ventanas estén bien sellados para evitar fugas de calor. Considera agregar aislamiento adicional si es necesario, especialmente en casas más antiguas donde el aislamiento puede ser deficiente.
Utiliza ropa de cama y textiles cálidosOpta por sábanas y fundas nórdicas de tejidos gruesos como la franela para mantener el calor en la cama durante las noches frías. Además, añadir mantas, plaids y cojines en tonos cálidos como rojos y ocres crea un ambiente acogedor y ayuda a retener el calor.
Aprovecha el calor residual con el posicionamiento de mueblesEvita colocar muebles grandes cerca de los radiadores, permitiendo que el calor se distribuya de manera uniforme por toda la habitación. Reorganiza los muebles para facilitar la circulación del aire caliente y maximizar su eficiencia.
Aísla el ático y otras áreas propensas a la pérdida de calorAsegúrate de que el ático esté bien aislado para evitar que el calor escape por el techo. Considera revisar el aislamiento del calentador de agua y otras áreas propensas a la pérdida de calor para mejorar la eficiencia energética de tu hogar.

Tags