S. Wanderers

Jaime García sorprende con su primera gran locura al mando de Wanderers

El entrenador incorporará a un jugador sub-15 en el primer equipo de los Caturros en Primera B.

Jaime García busca fórmulas para superar el pobre nivel de Wanderers. (ANDRES PINA/PHOTOSPORT/ANDRES PINA/PHOTOSPORT)

Amargo fue el debut de Jaime García el pasado domingo en Santiago Wanderers. El oriundo de Cartagena, que reemplazó a Francisco Palladino tras malos resultados de éste último, no pudo ante Deportes Antofagasta como local, pese a que comenzó ganando.

A raíz del mal presente deportivo, el reconocido entrenador comienza a buscar soluciones que le permitan modificar la dinámica actual del equipo. Esta semana, una de las medidas más llamativas, tiene que ver con el ascenso de un jugador de la sub-15 al primer equipo.

La promesa de Santiago Wanderers

El protagonista de esta historia se llama Cristóbal Cid, es volante y la principal novedad en los entrenamientos de García en Mantagua.

¿Por qué García subió a un jugador de 15 años al primer equipo? Todo comenzó luego del triunfo de la categoría del juvenil por 4-1 frente a Ñublense el pasado fin de semana en el Fútbol Formativo. El estratega wanderino estaba observando el encuentro y quedó maravillado con el adolescente.

La idea, tampoco es darle un protagonismo especial en la escuadra adulta, pero sí ir amoldándolo para que cuando le toque saltar de forma definitiva al profesionalismo, pueda hacerlo con mayores herramientas.

Jaime García
Jaime García y el joven Cristóbal Cid en las dependencias de Wanderers. Foto: Canal 2 / Chilena FM San Antonio.

Las alabanzas y advertencias de Jaime García sobre el Sub-15 que subió al primer equipos

En conferencia de prensa, Jaime García reconoció que le “encantó” Cid, no solo por su talento, sino que también por un factor disciplinario.

“Es un cabro de mechas tiesas. Vinieron sus papás y hablé con ellos. Su mejor representante es la disciplina. No hay que llenarlos de pajaritos, a los chicos hay que protegerlos para que lleguen arriba lo más sanos posibles”, explicó.

A veces no te sirve el bueno, sino que el malo, que viene con un trabajo doble en el gimnasio, que se queda después a entrenar. Firman el primer contrato y después no quieren jugar, porque saben que después les llegan los pajaritos que se los quieren llevar a otro lado”, concluyó el entrenador.

Ahora, Santiago Wanderers se prepara para enfrentar a Universidad de Concepción el próximo sábado 1 de junio en el Estadio Ester Roa. El compromiso, será vital para los porteños en su misión de salir de los últimos puestos de la tabla de posiciones.

Tags