Servicios

Conoce los 8 beneficios en salud exclusivos para adultos mayores

La Red de Protección Social informa sobre algunos servicios y ayudas únicas para las personas más longevas del país.

Los adultos mayores forman un grupo importante de la población chilena, y aunque necesitan mayores cuidados en salud, a veces el ingreso monetario de cada uno no es suficiente para llevar un correcto control de ella.

Por lo anterior, la Red de Protección Social, que funciona bajo el mando del Ministerio de Desarrollo Social y Familia, da a conocer ocho beneficios o servicios exclusivos para quienes se encuentran en la tercera edad.

Si tú formas parte de estas personas, o conoces a alguien al que le pueda servir la información, sigue leyendo a continuación, porque detallaremos cada uno de ellos.

Estos son los 8 beneficios en salud para los adultos mayores

Bonificación de la cotización obligatoria de salud

Este beneficio es para todas las personas beneficiarias del Sistema de Pensiones Solidarias, o aquellas pensionadas que tengan más de 65 años y sean parte del cuarto quintil más vulnerable de la población.

Corresponde a la no obligación de la cotización del 7% destinada a salud, pues es algo que cubre el Estado si la persona certifica que cumple con los requisitos.

Atención preferente para personas mayores y personas con discapacidad

Solo con mostrar tu carnet de identidad que acredite que tienes más de 60 años, los diferentes prestadores de salud te deben atender de manera preferencial, esto incluye las horas al médico, la entrega de medicamentos y también los diferentes procedimientos.

Cabe mencionar que la única razón por la que podrían hacerte esperar más, es porque otros pacientes presenten una condición de salud de emergencia o urgencia.

Más adultos mayores autovalentes

Es un programa que pretende ayudar a las personas mayores a través de la intervención de diferentes profesionales.

Consiste, por una parte, en la estimulación funcional, que corresponde a tres meses de talleres realizados por kinesiólogos y terapeutas ocupacionales, donde aprenderán de autocuidado y prevención de caídas.

Como segunda arista se hace un diagnóstico participativo con diferentes agrupaciones de adultos mayores, donde se capacita a los respectivos líderes comunitarios sobre estimulación funcional.

Para acceder a este programa, las personas deben estar inscritas en Fonasa y en algún centro de salud de atención primaria.

Examen anual de Medicina Preventiva del Adulto Mayor Fonasa

El EMPAM busca detectar algunos factores de riesgo que puedan llevar a la persona a una situación de dependencia. Se realiza mensualmente a través de una hora sin costo en el CESFAM que el adulto mayor esté inscrito.

Unidades Geriátricas de Agudos (UGA) en Hospitales de Alta Complejidad

Estas unidades de cuidados pretenden apoyar a los adultos mayores que han pasado por una condición complicada de salud y necesitan recobrar movilidad para no volverse personas dependientes.

Para acceder a este plan terapéutico, deben cumplir los siguientes requisitos: tener dos o más síndromes geriátricos (inmovilidad, inestabilidad-caídas, incontinencia urinaria y/o deterioro cognitivo); tener riesgo de pérdida de funcionalidad con un Índice de Barthel basal de 60 puntos y no estar en riesgo vital.

Programa de Alimentación Complementaria para la Adulta o el Adulto Mayor

El PACAM es la entrega gratuita mensual de dos productos: crema Nutra Max y bebida láctea Nutra Max, que tienen como finalidad complementar la alimentación de adultos mayores y otorgarle más vitaminas y minerales.

Para recibirlo las personas deben estar inscritas en un establecimiento de atención primaria de salud, además de tener sus controles y vacunas al día.

Vacunas para personas mayores

Son dos las vacunas a las que las personas de la tercera edad pueden acceder de manera gratuita en los distintos centros de salud públicos y privados: la de la influenza, que se entrega todos los años al inicio de invierno; y la Neumocócica, que se da una vez en la vida.

Evaluación Funcional del Adulto Mayor (EFAM)

Al igual que el EMPAM, el EFAM busca detectar factores de riesgo de dependencia, por lo que incluye preguntas sobre actividades que la persona puede realizar en su vida diaria.

Además, también se evalúa el estado cognitivo y la funcionalidad de los músculos, lo que resulta en la clasificación según grado de funcionalidad. Los niveles son: autovalente sin riesgo, autovalente con riesgo y riesgo de dependencia.

¿Dónde puedo acceder a estos beneficios?

En la página web de la Red de Protección Social se enumeran todos estos apoyos para el adulto mayor, por lo que ahí se puede pinchar en el nombre de cada uno y obtener mayor información.

Además, según corresponda, se puede realizar la postulación ahí mismo, en el botón azul correspondiente que se encuentra arriba, en la página específica de cada ayuda.

Tags

Lo Último

Más de EnlaHora

Recomendados