Cambio climático

Dióxido de carbono (CO2): ¿Cómo se produce y de que manera influye en el efecto invernadero?

La emisión del CO2 influye de manera directa en el cambio climático que enfrenta el planeta Tierra, además de ser producido mayoritariamente por humanos.
martes, 2 de noviembre de 2021 · 15:06

El dióxido de carbono o CO2, es el principal gas de efecto invernadero que se emite a raíz de las actividades del ser humano. Este gas ha ido en aumento con el paso de los años. Sin embargo, luego Revolución Industrial presentó un fuerte incremento debido a que se consolidó como una fuente para producir energía. 

En tanto, al consolidarse como tal, generó que su ciclo normal y natural se viera alterado, dado que se producían mayores niveles de CO2 en la Tierra, generando que no pudiera ser controlado y afectara de manera directa en el cambio climático.

De este modo, las emisiones a gran escala de dióxido de carbono crearon un tipo de manto por fuera del planeta, lo que hizo que las temperaturas producidas por la radiación solar en la Tierra, no pudieran ser expulsadas al espacio, creando el llamado efecto invernadero. 

Cómo se produce el dióxido de carbono (CO2) 

El dióxido de carbono, se produce a través de que la quema de combustibles fósiles, tales como el carbón, gas natural y el petróleo, los cuales son considerados como la mayor fuente para producir energía. 

Si bien el CO2 se hace presente de manera natural en la atmósfera como parte del ciclo del carbono de la Tierra, lo que produce que este circule de manera natural entre la atmosfera, los océanos, la tierra, las plantas y los animales, la intervención humana causó que este ciclo natural se vea fuertemente alterado, produciendo más CO2 del que se puede manejar.

Esto ha ocurrido desde la Revolución Industrial, dado que existen fuentes emisoras de CO2 que están directamente relacionadas con la actividad humana, las cuales producen un importante impacto en el flujo de emisiones, tales como la electricidad y el trasporte. 

Qué es el efecto invernadero

De este modo, el dióxido de carbono se transformó en la razón principal del calentamiento global, dado que este exceso de CO2 se acumula en la atmosfera como producto de la actividad humana. 

En tanto, esto produce un fenómeno llamado efecto invernadero, el cual se genera luego de que se forma una capa con la acumulación de las emisiones producidas anualmente, las cuales corresponden a 33 mil millones. Estas crean un tipo de manto por afuera de la tierra, generando que no deje salir al espacio la energía que emana la Tierra luego de que se calienta con la radiación producida por el Sol. En tanto, acumula el calor y los gases se mantienen dentro del planeta. Por lo que se ha vuelto la principal responsable de que el mundo haya pasado de un aumento de temperatura promedio de 0.06°C en 1970 a 1,16° en 2021. Entonces, para revertir este efecto, se deben disminuir las emisiones de gas invernadero para que la manta se vuelva más ligera y atrape menos calor.

Cuáles son los gases de efecto invernadero

Los principales gases de efecto invernadero (GEI) en la atmósfera de la Tierra son el vapor de agua (H2O), el dióxido de carbono (CO2), el óxido nitroso (N2O), el metano (CH4) y el ozono (O3)

De acuerdo a un informe del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM), señalan que los GEI son los componentes gaseosos de la atmósfera, tanto naturales como antropógenos, que absorben y emiten radiación en determinadas longitudes de onda del espectro de radiación infrarroja emitido por la superficie de la Tierra, la atmósfera y las nubes.