Santiago 2023

Pablo Milad admite bochorno y entrega insólita excusa: “Uno no puede estar metido en todo”

El timonel de la ANFP se refirió al descalabro vivido por La Roja Femenina en los Panamericanos y le apuntó a los responsables directos.

Pablo Milad en partido del fútbol chileno.

La vergüenza mundial que sufrió La Roja Femenina al tener que enfrentar la definición de la medalla de oro en los Juegos Panamericanos sin ninguna arquera en la planilla por un descalabro administrativo dio la vuelta al mundo, y tras la derrota fue Pablo Milad quien enfrentó a los medios de comunicación por lo ocurrido.

Dicho escenario se dio dado que las dos arqueras anotadas para participar en Santiago 2023 fueron requeridas por sus clubes, y como la competición panamericana no estaba inserta en una fecha FIFA no hubo chance de apelar a su salida.

Esta situación, sumada al fallido homenaje por sus 100 partidos defendiendo a Chile, hicieron colmar la paciencia de Christiane Endler, que tras la semifinal ante Estados Unidos presentó su renuncia a la Selección. Una noticia que dio la vuelta al mundo y puso a la Federación de Fútbol en el ojo del huracán.

Más allá de que las jugadoras dieron la cara y se colgaron la presea de plata tras una ajustada derrota por 1-0 contra México, la actuación deportiva se vio empañada por estos yerros dirigenciales, que fueron reconocidos por un Milad que le apuntó a los responsables.

“Tengo que tomar la responsabilidad como presidente de la Federación, pero hay equipos especializados que se dedican a trabajar exclusivamente para planificar toda la logística de los equipos, partiendo por el gerente de selecciones, el jefe técnico del fútbol femenino y el técnico”, afirmó el dirigente, calificando duramente y adelantando sanciones por lo ocurrido.

“Es un trabajo que tiene que ser profesional. Esto no puede volver a ocurrir, es inaceptable, negligente, y poco prolijo. Tendremos una reunión con el directorio de la Federación para ver este caso y vamos a tomar determinaciones según los antecedentes que tenemos”, añadió.

“Este un bochorno que no tiene que ocurrir jamás pero lamentablemente ocurrió acá por una mala planificación. Uno no puede estar metido en todo, si uno es el presidente. Esto fue un bochorno y lo reconozco. Por eso tenemos que mejorar, y hacer responsable a quien provocó esto, porque quizás el resultado hubiera sido otro”, manifestó.

En búsqueda de un culpable

Dicha “cacería de brujas” pasó por varias cabezas a lo largo de la semana y si bien el entrenador de la Selección Femenina, Luis Mena, salió al paso de las críticas en una conferencia de prensa y se responsabilizó de lo ocurrido argumentando que el error del cuerpo técnico fue confiar en los clubes y el “acuerdo de palabra” por la continuidad de Antonia Canales durante toda la competición, los dardos apuntan a otro individuo.

Manuel González, jefe técnico de las divisiones femeninas, es el apuntado por no adelantarse a este escenario, y en su doble función como ayudante de Mena sería uno de los que presionó a Canales, actual arquera suplente, para quedarse luego de la salida de Endler.

Un comunicado que blinda a Tiane y cuestiona a la Federación

Esa responsabilidad de Manuel González se pudo también leer entre líneas en el contundente comunicado publicado por las jugadoras una vez terminada la final panamericana y que aclaró la postura conjunta del plantel de Chile.

“Además de los cambios estructurales, consideramos fundamental abordar la jerarquía dentro del personal técnico y administrativo. La situación actual, donde el coordinador general de la selección también actúa como ayudante del director técnico, no refleja una estructura profesional”, apunta parte de la carta pública, que blindó a Christiane Endler y desmintió algunas posturas mostradas por la Federación en medio del escándalo.

“Queremos expresar nuestro profundo malestar por los errores que llevaron a la ausencia de una arquera para disputar un partido tan crucial como la final de fútbol femenino en Santiago 2023. Desde el inicio de la competencia, sabíamos que nuestras compañeras debían regresar a sus clubes. Esta posibilidad generó incertidumbre y presión innecesaria en el camino hacia una final que lamentablemente se ve empañada”, detallan.

“Respaldamos la decisión de Christiane Endler, una líder y referente, de dejar la selección. Si bien para algunos pueda parecer una decisión de último momento, ésta responde a la demanda persistente y sin respuesta de mejoras en las condiciones de profesionalismo a lo largo de los años”, es parte de la defensa a la máxima referente histórica del fútbol femenino chileno y tras ello evidencian la incitación que se le hizo a Antonia Canales, la otra portera del plantel.

“Rechazamos y condenamos de manera categórica las presiones ejercidas hacia una compañera de nuestra selección para que se quedara a competir. Consideramos éticamente cuestionable tratar de convencerla poniendo en riesgo su futuro deportivo”, destacan.

Así, la definición “manchada” por el oro Panamericano sigue siendo una historia sin final definido y tendrá su próximo capítulo luego de las reuniones evaluativas prometidas por Pablo Milad.



Tags

Lo Último

Más de EnCancha

Recomendados