Elecciones 2021

¿Qué pasó con La Roja en año de Elecciones Presidenciales?: Desde el "Maracanazo" a la "Bielsamanía"

Por primera vez desde la vuelta a la democracia, la carrera a La Moneda encontrará a la Selección Chilena en medio de un proceso Eliminatorio.
domingo, 21 de noviembre de 2021 · 09:10

El 8 de diciembre de 1989, el país está conmocionado. Tras rebelarse la verdad detrás del engaño de Roberto Rojas jugando contra Brasil en el Maracaná por las Eliminatorias rumbo al Mundial de Italia 90, la FIFA anuncia que el "Cóndor" será castigado a "perpetuidad" para volver a jugar fútbol profesionalmente y que La Roja quedaba fuera, no solo de ese proceso clasificatorio, sino que también para el siguiente, rumbo a Estados Unidos 94.

Las cosas del destino determinaron que apenas seis días después, Chile enfrentara probablemente la Elección Presidencial más importante de la historia; en los primeros sufragios tras el regreso a la democracia, Patricio Aylwin, Hernán Büchi y Francisco Javier Errázuriz disputaban ser el sucesor de Augusto Pinochet en La Moneda.

El contundente triunfo del democratacristiano con un 55% de los sufragios representó una gran alegría para la más de la mitad del país y, probablemente, el mejor bálsamo para aquellos golpeados hinchas que venían de ser azotados por la resaca del "Maracanazo Chileno", el peor escándalo en la historia de la Selección nacional.

Y como hace 32 años, los comicios de este domingo bien podrían representar un alivio tras lo padecido por La Roja solo unos días antes, con la derrota de este martes ante Ecuador que la dejó, momentáneamente, fuera del Mundial de Qatar 2022.

Fútbol y política, dos de las actividades más masivas y mediáticas de nuestro país, y que una vez más parece confluir de forma casi accidental, pero que muchas veces también parecen ir más de la mano de lo que se cree.

1989: Vienen tiempos peores

El "Maracanazo Chileno" dejó a La Roja fuera de dos mundiales.

Si usted tiene cierta edad, es probable que se haya sentido vulnerado por lo que ocurrió en Río de Janeiro el 3 de septiembre de 1989, o incluso haya ido a protestar contra la Embajada de Brasil por lo que en un momento pareció ser una agresión artera contra el portero de La Roja, Roberto Rojas, en el partido final rumbo a Italia 90.

El "Cóndor", que se retiró manchado en sangre mientras lo cargaban sus compañeros, mantuvo durante semanas su versión de la historia, esa que hablaba de una misteriosa bengala que le había impactado en el rostro.

Pero el momento de las Elecciones Presidenciales de ese año, la mentira ya se había descubierto. En algo que la prensa internacional desde entonces ha sido bautizado como "El Maracanazo Chileno", el portero en realidad había inventado todo como una forma desesperada de tratar de ganarle la clasificatoria a Brasil (en ese entonces se jugaba en formato de grupos, con Venezuela como el tercero de la zona).

1993: La Roja en el limbo

Iván Zamorano era figura del Real Madrid, pero no pudo jugar las Eliminatorias a Estados Unidos 94.

El 11 de diciembre de 1993, Eduardo Frei Ruiz-Tagle consiguió el mayor triunfo de la historia democrática chilena con más de 4 millones de votos. Pero para La Roja, ese año supo de todo menos de triunfos.

Aun purgando su castigo por el "Maracanazo", tuvo que ver por televisión cómo todos sus vecinos en Sudamérica disputaban las Eliminatorias para el Mundial de Estados Unidos; por sorteo a Chile le habría tocado en el grupo de Colombia, Argentina, Paraguay y Perú, por lo que cada uno tendrá que determinar si cree que habríamos clasificado de todas formas o no.

A mitad de año hubo una oportunidad de premio de consuelo con la Copa América de Ecuador, pero con Arturo Salah en la banca se terminó eliminados en primera ronda, con derrotas ante peruanos y guaraníes que anularon un sorpresivo triunfo sobre Brasil. Iván Zamorano, por entonces figura del Real Madrid, solo pudo llegar al último partido, porque el cuadro "Merengue" no le dio permiso para viajar antes.

En un verdadero limbo sin desafíos inmediatos, en el segundo semestre del 93 Chile jugó solo un partido, un amistoso ante España en Alicante que quedó en la historia por otro motivo: sin entrenador oficial, a La Roja la dirigió como "interino" Nelson Acosta, tres años antes de asumir el cargo en propiedad.

1999: Alegría y expectación

La dupla "Sa-Za", los símbolos de La Roja a fines de los 90.

En 1999, la primera vuelta no decidió a un ganador entre Ricardo Lagos y Joaquín Lavín, pero para La Roja el cambio de siglo era un momento de enorme expectativa. Un año después de llegar hasta segunda ronda en Francia 98, la Selección escaló hasta semifinales en la Copa América de Paraguay, un resultado que entonces dejó con sabor a poco.

Por eso la expectativa de cara a las siguientes Eliminatorias eran enormes y se asumían con un aire de optimismo, con un equipo liderado por Zamorano y Marcelo Salas y que veía con esperanza a toda una nueva generación de figuras que no solo lograría clasificar en enero a los Juegos Olímpicos de Sidney, sigo que además conseguir la medalla de bronce en la cita de los cinco anillos.

Claro está, las peores Clasificatorias chilenas de la historia demostraron cuán equivocados estábamos.

2005: Otra vez a comprar TV

Nelson Acosta volvió a La Roja, pero no logró clasificar a Alemania 2006.

Michelle Bachelet ganó en diciembre de 2005 la primera vuelta de una elección que la terminaría convirtiendo en la primera mujer Presidenta de la República, mientras la Selección una vez más se preparaba para pedir una buena televisión como regalo de Navidad para ver un Mundial.

Dos meses antes, se había cerrado con un empate a cero en el Estadio Nacional ante Ecuador una Eliminatoria que supo de altos y bajos, donde se tuvo que recurrir de emergencia a Nelson Acosta y casi de carambola se llegó hasta el final con chances de clasificar. ¿Algo positivo? Se ganó a un nuevo jugador, que se terminaría convirtiendo en el gran líder de la futura "Generación Dorada": Claudio Bravo.

2009: La "Bielsamanía"

Marcelo Bielsa llevó a Chile al Mundial de Sudáfrica.

Un mes antes de la primera vuelta que determinó a Sebastián Piñera y Eduardo Frei como los rivales para llegar a La Moneda, La Roja cerró en Zilina, Eslovaquia, un año mágico definido por un solo nombre: Marcelo Bielsa.

El rosarino había llegado antes, pero tras dos temporadas donde seguía intentando plasmar su estilo, el 2009 fue el de su consolidación, con una brillante clasificación al Mundial de Sudáfrica. Y victorias sobre los eslovacos y Paraguay en Talcahuano no solo lo coronaron, sino que dieron el puntapié inicial en la preparación para esa Copa.

Una cita de la que al regreso marcó uno de esos hechos inolvidables donde el fútbol y la política se juntan: cuando el ya Presidente Piñera recibió a La Roja en La Moneda por su actuación, y casi tuvo que obligar a Bielsa a darle la mano, en un claro contrapunto de lo que fue la relación del "Loco" con Michelle Bachelet.

2013: La "segunda rueda" de la Selección

Sampaoli cosechó lo sembrado por Bielsa para llevar a La Roja a nuevas alturas.

Si en diciembre de 2013 Michelle Bachelet y Evelyn Matthei pasaron a segunda vuelta, la Selección también estaba viviendo su propia "segunda vuelta", pero futbolística. Ya se había ido Bielsa, había pasado Claudio Borghi, y era el momento de Jorge Sampaoli, que comenzaba a renovar a un equipo exitoso para transformarlo en inmortal.

La clave, sumar a los pilares de la "Generación Dorada" con algunas piezas de su espectacular etapa en la U, y que ese año había logrado enmendar el rumbo para clasificar al Mundial de Brasil 2014 para, luego, terminar ganando la Copa América disputada en nuestro país.

2017: Una carrera inconclusa

En 2009, Sebastián Piñera pasó a la segunda vuelta sabiendo que la Selección Chilena estaría en el Mundial. Pero ocho años después, el panorama era distinto, con un grupo que no solo no había logrado sacar pasajes para Rusia 2018, sino que también estaba inmerso en una feroz polémica interna, con dos referentes como Claudio Bravo y Arturo Vidal enfrentados casi a muerte y que recién hace unos meses tuvieron su reconciliación interna.

Ninguno de los candidatos a La Moneda sabía tampoco quién tomaría al equipo tras la salida de Juan Antonio Pizzi, ni asumiría el enorme desafío de comenzar con la tan necesaria renovación de un equipo que durante una década había sido inamovible.

Ahí llegaría Reinaldo Rueda y un decepcionante proceso que luego tuvo que tomar Martín Lasarte, el DT que en este momento está tratando de devolver a Chile a una Copa del Mundo.

Estas Elecciones Presidenciales encuentran a La Roja en medio de su lucha por llegar a Qatar 2022.

De hecho, un detalle: por los retrasos de la pandemia, esta será la primera Elección Presidencial desde la vuelta a la democracia donde aun las Eliminatorias Sudamericanas no concluyen, por lo que seguramente no faltará quien agradezca -o culpe- al vencedor de la carrera a La Moneda por cómo termine la ruta rumbo a Qatar 2022, como algunos ya lo vivieron en carne propia.