Región de Aysén

Por actividad sísmica: Sernageomin realiza monitoreo preventivo del Volcán Hudson en Aysén

Un temblor con una profundidad de 3,8 kilómetros fue el que alertó al organismo que acentuó la vigilancia del macizo que se mantiene en Nivel Verde, como se conoce a la alerta técnica para los volcanes en reposo.
sábado, 11 de diciembre de 2021 · 13:15

La Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior (Onemi) informó este sábado que el volcán Hudson, ubicado en la Región de Aysén, está siendo monitoreado tras registrar actividad sísmica.

Ello debido a un temblor de 2,2 grados de magnitud en la escala de Richter, que se produjo a una profundidad de 3,8 kilómetros al interior del macizo que se mantiene en Nivel Verde, como se conoce a la alerta técnica para aquellos que se mantienen en reposo.

Según indica el Reporte Especial de Actividad Volcánica (REAV) del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), los datos recopilados indican que a las 4:00 horas de este sábado, las estaciones de monitoreo instaladas en las inmediaciones del macizo registraron un sismo asociado tanto al fracturamiento de roca como a la dinámica de fluidos al interior del sistema volcánico.

Por ello, y aunque el Hudson no reviste un riesgo en la zona más inmediata o próxima al centro de emisión, “una erupción probable se podría desarrollar en un periodo de meses o años”.

Dada la situación, el Sernageomin continuará la vigilancia permanente del volcán en línea y la Dirección Regional de Onemi Aysén, manteniendo las coordinaciones con los integrantes del Sistema Regional de Prevención y Respuesta ante Desastres para alertar oportunamente y dar adecuada respuesta ante eventuales situaciones de emergencia producto de la condición volcánica.

Características del Volcán Hudson

El volcán Hudson corresponde a una estructura caldérica con más de un centro eruptivo, característica que lo cataloga como complejo volcánico. Su caldera se ubica en la zona de fiordos y canales patagónicos, en las cercanías de los campos de hielo norte y se ubica en el centro más meridional de la zona volcánica sur de los Andes.

Destaca un glaciar permanente en el interior de la caldera, que drena hacia el noroeste hacia el valle del Río Huemules. Se encontraría activo desde hace al menos 1,5 millones de años y dada su remota ubicación, fue reconocido como volcán sólo en la década de 1970.

En términos composicionales, los magmas emitidos varían desde basaltos a dacitas, donde la mezcla de magmas ha jugado un rol relevante en la dinámica eruptiva, además de la interacción hielo y magma.