U. De Chile

A un año de la salvación: las lecciones, víctimas y los tres sobrevivientes de la U luego de rozar el descenso

365 días han pasado desde la agónica salvación del descenso de Universidad de Chile de la mano de Junior Fernandes. En la actualidad, mucho ha cambiado en el Centro Deportivo Azul.

El 5 de diciembre de 2021 será una fecha que los hinchas de Universidad de Chile difícilmente olvidarán. En un duelo donde necesitaban una serie de resultados para permanecer en Primera División, todo parecía cuesta arriba, eso hasta que una remontada agónica con un gol de Junior Fernandes les permitió quedarse un año más en la categoría de honor. Hoy, un año después, en los azules muchas cosas han cambiado, y otras no tanto...

Desde su primer, y hasta ahora, único descenso en 1989, los laicos nunca habían experimentado tan de cerca la posibilidad de perder la categoría hasta esa tarde en Rancagua. Marcadores adversos y un equipo que no respondía sembraron el pánico de todos los hinchas, que en ese momento no pudieron ir al estadio producto de un castigo en contra del club.

Los goles de Ramón Arias y Junior Fernandes en tiempo descuento llenaron de locura a los hinchas, que tras el pitazo gritaron la salvación como un título más. Tras el partido, entre jugadores y directivos prometieron repetitivamente que el club no volvería a pasar por una situación similar.

24 horas después: las primeras víctimas

Asombrosamente, los festejos duraron poco en el Centro Deportivo Azul, al menos para algunos, ya que el gerente deportivo, Luis Roggiero al otro día le comunicó a gran parte del plantel que no continuaría en el club durante 2022. Joaquín Larrivey, Gonzalo Espinoza, y los "héroes" de la jornada ante La Calera, Ramón Arias y Sebastián Galani, fueron algunos de los jugadores que ese día, entraron por última vez al recinto ubicado de La Cisterna. Roggiero no perdonó.

La era Roggiero

La idea del ecuatoriano era darle un giro al plantel, y volver a situar al club en las primeras planas. Para el año entrante pensaron en Santiago Escobar como entrenador, y una numerosa cantidad de refuerzos entre los que aparecía el portero Hernán Galíndez como el de mayor renombre. 

Los primeros meses de la era Roggiero fueron fatales. Poco duró el discurso de un cambio drástico en lo deportivo, y comenzaron a retumbar cada vez más fuerte los comentarios exclamando por tiempo y paciencia a los hinchas.

El clima se agitó todavía más con la llegada de Cecilia Pérez a la vicepresidencia del club. Al mismo tiempo, Hernán Galíndez alegaba su descontento por presuntas amenazas por parte de grupos de hinchas. Solo meses después del "milagro" de Rancagua, el club estaba en la misma situación, o incluso peor.

El verdugo terminó siendo la víctima, y en la mesa directiva optaron por despedir a Luis Roggiero tras solo ocho meses en Chile. No fue el único, ya que junto a él terminó el ciclo de Santiago Escobar. Es así como solo cinco meses después, la U tenía un entrenador y un gerente deportivo interino. En la cancha los resultados no acompañaban. Universidad de Chile, nuevamente, era un barco a la deriva.

Las lecciones tras la debacle

El segundo semestre fue mejor, pero tampoco una locura. Un paso para el olvido de Diego López en la banca, pero un leve repunte junto a Sebastián Miranda que le permitió volver a soñar a los fanáticos antes de caer en semifinales de Copa Chile ante Unión Española.

Los azules convivieron nuevamente con el descenso hasta las últimas jornadas, y una victoria ante Deportes La Serena terminó salvándolos. El héroe fue nuevamente Junior Fernandes, quien como si fuera un actor de película, nuevamente tuvo una aparición fugaz pero triunfal en los últimos minutos para salvar al equipo.

Esta vez, sin embargo, no le alcanzó con eso, y desde el club optaron por no ofrecerle la renovación pese a la gratitud por los tantos importantes que marcó.

Ahora, solo tres jugadores del actual plantel estuvieron esa tarde en la cancha del estadio El Teniente el 5 de diciembre de 2021 (Cristóbal Campos, Yonathan Andía y Marcelo Morales).

Por su parte, Universidad de Chile pretende olvidarse definitivamente de los últimos lugares. La apuesta recae en un entrenador de trayectoria como Mauricio Pellegrino, y jugadores que por el momento, parecen aptos para el desafío que supone volver a situar al club en los puestos más altos de la tabla de posiciones.

Las promesas, parecen casi calcadas a las de hace un año, por lo que el único jurado será el tiempo, el cual dictaminará si Universidad de Chile pudo redimirse, y volver a pelear en las instancias en las cuales sus hinchas esperan verlo tras cinco largos años atemorizados con la "zona roja".

VIDEO | Louis Van Gaal como pocas veces visto: el alocado festejo de Países Bajos tras avanzas a cuartos del Mundial Qatar 2022

Tags

Lo Último

Más de en cancha

Recomendados