U. De Chile

Alzó la voz: el tremendo golpe de autoridad de Gustavo Álvarez que sorprendió en la U

El entrenador de Universidad de Chile fue claro en asegurar el nombre del delantero que buscaba, y no aceptó otra alternativa.

Universidad de Chile continúa su preparación para la próxima temporada. El plantel estudiantil trabaja con todo en el Centro Deportivo Azul con la intención de afinar las piezas de la mejor forma posible para el estreno en el Campeonato Nacional en la quincena de febrero.

El plantel todavía no está cerrado, y en el cuerpo técnico todavía analizan las opciones de sumar nuevas piezas. El último refuerzo abrochado por la gerencia deportiva de Manuel Mayo fue Luciano Pons, delantero que llega proveniente de Independiente de Medellín.

Para la llegada del atacante argentino fue clave el rol que jugó el propio Gustavo Álvarez, quien le dejó en claro tanto a Manuel Mayo y Michael Clark que ese era el nombre que quería para el puesto de centrodelantero, todo esto tras el frustrado arribo de Rodrigo Holgado.

En la última semana fueron varios los nombres que se manejaron en las oficinas del CDA. De hecho, no fueron pocos los jugadores que fueron ofrecidos por sus propios representantes, como fue el caso de Ramón Ábila, delantero argentino.

Mayo y la secretaría técnica fueron acotando la lista para definir por que jugador irían, pero toda la planificación cambió cuando fue el mismo Álvarez dijo que el nombre que quería era el de Luciano Pons, y que quería que centraran todos sus esfuerzos en él, según consigna La Tercera.

La fuerte petición de Álvarez fue tomada al pie de la letra por la dirigencia azul, quien fue a buscar al atacante y, por suerte, se encontró con una negociación que fue fácil de zanjar, principalmente por la intención de Pons de cambiar de aires, y también por deudas que mantenía su club con el delantero lo que facilitó su desvinculación.

La historia entre Pons y Álvarez

Las carreras de Gustavo Álvarez y Luciano Pons estaban en un punto muy diferente en 2020. El goleador, se destacaba en la B de Argentina como goleador del humilde San Martín de Tucumán, todo esto mientras Álvarez era DT de Patronato.

Con la misma insistencia, pero con menos recursos, el entrenador solicitó a Pons, pero la billetera de Banfield logró ganar la negociación y reclutar al delantero. En el Taladro no le fue bien al atacante quien buscó un desafío extranjero y partió a Independiente de Medellín.

En Colombia el rosarino explotó y se transformó en una pieza fundamental del cuadro Paisa, e incluso en uno de los goleadores de la última Copa Libertadores. Al mismo tiempo, Álvarez sorprendía en Chile con Huachipato y se proclamaba campeón.

Ahora, ambos por fin se encontrarán en Universidad de Chile, en un desafío exigente, lejos de su tierra, pero con una ambición importante de alcanzar el éxito en una institución necesitada de glorias.

Tags

Lo Último

Más de EnCancha

Recomendados